En el mundo laboral actual, la cultura, el liderazgo y las conversaciones efectivas desempeñan un papel fundamental para lograr una calidad de vida satisfactoria mientras trabajamos y aumentar la productividad en las organizaciones. En este artículo, basado en reflexiones de más de 25 años de experiencia en el trabajo con organizaciones, exploraremos estos temas clave y su impacto en el éxito empresarial.

Definiendo la cultura organizacional

La cultura organizacional es un elemento central en el funcionamiento de cualquier empresa. En términos sencillos, podemos entender la cultura como la forma en que resolvemos las cosas en nuestro entorno. Desde aspectos cotidianos, como ¿cómo comemos? o ¿cómo gestionamos el tráfico?, hasta la forma en que abordamos los desafíos en las organizaciones, la cultura influye en nuestras acciones y decisiones.

“Cultura es cómo resolvemos” -Omar Salom-

La interconexión entre cultura y liderazgo

El liderazgo desempeña un papel crucial en la formación de la cultura organizacional. Los líderes establecen pautas de comportamiento y resolución de problemas que se replican y se transmiten en toda la organización. El comportamiento de los directivos tiene un impacto directo en la forma en que se resuelven los desafíos y en la cultura general de la empresa. En este sentido, el liderazgo es el motor que impulsa la cultura.

“Liderazgo es hacer cultura”

Omar Salom

Repensando el liderazgo

Liderazgo viene del antiguo inglés LITAN que sginifica TO GO “tomar iniciativa” y no tiene tanto la connotaciónque le hemos dado hoy que es estar por encima o estar dando órdenes.

Es importante desafiar nuestra comprensión convencional del liderazgo. En lugar de verlo como una posición de autoridad donde las órdenes se dan y se obedecen, deberíamos considerar el liderazgo como la capacidad de tomar iniciativa y fomentar la participación activa de todos los miembros del equipo. Desafortunadamente, en muchas organizaciones, aquellos que tienen el impulso y la iniciativa han sido desalentados y se les ha negado su voz.

El poder de las conversaciones efectivas

Edgar H. Schein hace un estudio durante muchos años y descubre que en la mayoría de las organizaciones existe la conversación privada y la conversación pública o la reunión real y la reunión oficial.

La observación de las dinámicas en las reuniones revela una desconexión entre las conversaciones públicas y privadas. Mientras en las reuniones oficiales se siguen las pautas culturales y se dice lo que se supone que se debe decir, las conversaciones reales tienen lugar en los pasillos, los baños y otros espacios informales donde las personas se sienten más libres para expresar sus opiniones.

Impulsando el éxito a través de las conversaciones

Es fundamental fomentar un entorno donde las conversaciones abiertas y honestas sean valoradas. Las organizaciones deben comprender que las conversaciones son la clave para mover el número, tanto en términos de resultados financieros como de desarrollo intelectual. El silencio en las reuniones y la falta de intercambio de ideas representan una pérdida de oportunidades para el crecimiento y el progreso.

“El silencio cuesta dinero”

Omar Salom

El análisis de la cultura, el liderazgo y las conversaciones en las organizaciones nos permite comprender mejor cómo alcanzar un entorno de trabajo efectivo y satisfactorio. Al fomentar una cultura basada en la apertura, el liderazgo participativo y las conversaciones significativas, las empresas pueden aumentar su productividad, fortalecer su inteligencia colectiva y enfrentar los desafíos con mayor éxito.

«La cultura no es solo una parte del juego, es el juego».

Lou Gerstner, ex CEO de IBM.